¿Eres demasiado perfeccionista?

En este artículo hablaremos de qué es el perfeccionismo, cómo determinar si eres perfeccionista y de cómo puede afectar a nuestras vidas.

El perfeccionismo es un rasgo de personalidad que se relaciona con la creencia de que es necesario hacer las cosas extraordinariamente bien, sin cometer errores, y que se deben tomar decisiones que no conlleven ningún tipo de equivocación o pérdida.

Cómo saber si soy perfeccionista Cómo es una persona perfeccionista

¿Cómo saber si soy perfeccionista? 6 claves para saber si eres perfeccionista:

  1. Trabajas, decides y actúas bajo la creencia de que las cosas pueden hacerse sin ningún margen de error.
  2. Rechazas opiniones o formas de hacer de otros porque consideras que las tuyas son mejores.
  3. Te resulta difícil tomar decisiones e incluso llegas a bloquearte y a caer en la inacción por miedo a querocharte en tu elección.
  4. Tienes un elevado nivel de competitividad y te gusta tener todo bajo control.
  5. Te cuesta delegar en otras personas porque estás seguro de que tú hacen las cosas mejor.
  6. Te cuesta desistir cuando no sabes hacer algo y cualquier fracaso te afecta especialmente.

Cómo ayudar a una persona perfeccionista

Para poder evitar las consecuencias negativas que conlleva este rasgo de la personalidad, debemos centrarnos en lo siguiente:

  1. Revisar las metas, las inalcanzables, las mal definidas o mal programadas, ya que suelen dar lugar a profundos sentimientos de tristeza y malestar.
  2. Marcar plazos. Hay que fijar plazos de finalización de las tareas o poner un tiempo límite para tomar decisiones.
  3. Aprender a delegar y aceptar que al hacerlo las cosas no van a ser exactamente como tú quieres, pero que eso no implica que estén mal.
  4. Aceptar alternativas. Asume que existen otras formas de actuar y opiniones de vida diferentes a las tuyas y que no tienen por qué ser necesariamente malas.
  5. Valorar lo logrado.

Debilidades de una persona perfeccionista

Aunque ser perfeccionista puede llegar a resultar ventajoso al disminuir la probabilidad de error, en exceso también puede generar que las personas se muestren muy preocupadas ante la posibilidad de fallar y tarden demasiado en realizar tareas o que incluso nunca lleguen a realizarlas.

Algunas de las debilidades de una persona perfeccionista son:

  • Altos niveles de estrés y ansiedad.
  • Frustración.
  • No estar conforme nunca con nada por la creencia de que todo se puede mejorar.
  • No disfrutar de del proceso o trabajo que estás realizando.

El perfeccionismo en psicología puede ser positivo o negativo según el grado en el que se manifiesta el rasgo de la personalidad perfeccionista.

Un perfeccionismo bien gestionado, hará que seamos personas que busquen alcanzar los mejores resultados dando solución a los problemas que nos vayamos encontrando por el camino y aprendiendo de los errores sin que eso te genere un coste emocional alto.